POLLITO PUM!

(Su Origen en Aristeia!)

 

La mayoría de los aficionados a Aristeia! conocían los orígenes del Señor Massacre en los circuitos de lucha callejera de Corregidor, sus problemas con gente peligrosa, las drogas y sus deudas. Algo que no todos sabían (hasta ahora) era su relación con el corredor de apuestas Maximino Linares, también conocido como “Maxi El Cuarto”. Ambos hombres tuvieron bastante relación en su juventud y estrecharon bastante sus lazos especialmente en los últimos momentos de Massacre como luchador antes de alistarse a la FMN (Fuerza Militar Nómada).

Maxi es un hombre que dice venir de una larga estirpe de maestros-guerreros del espectáculo, presumiendo de que su intuición para este tipo de negocios se debe a su herencia genética. En sus propias palabras “Cuando tus raíces se encuentran en un cuadrilátero nada puede pararte”.

Según las propias palabras de Maxi El Cuarto, la correduría de apuestas no era más que un medio para obtener dinero, ya que el sueño de su vida siempre había sido formar su propia franquicia y participar como Manager de su propio equipo en las principales ligas de Aristeia!. Durante años estuvo montando un pequeño (o no tan pequeño) imperio que, con su venta, le proporcionó el potencial económico suficiente para organizar a su propio equipo profesional de aristos, aunque sólo apto para entrar en las ligas menores.

El equipo adoptó el nombre de “Águilas Negras” y Maxi lo dirigió bajo el pseudónimo de “Rayo de Jalisco”. Lo cual demostró ser una buena estrategia ya que si bien el equipo no hizo un mal papel tampoco poseía el potencial suficiente para escalar a los circuitos superiores. Este pequeño escollo estaba previsto y el plan de contingencia aunque arriesgado no era una locura total. Bueno… dependiendo de a quien se le preguntase. La reciente vuelta del Señor Massacre a la lucha era su principal baza.

La reunión concertada entre Maxi El Cuarto y Massacre tuvo lugar en un escenario estudiado, con una cantidad de alcohol considerable y un montón de holos de los “viejos y buenos tiempos”. Durante más de dos horas los dos hombres estuvieron recordando sus peripecias y tropelías, hubo confesiones, enfados, reconciliaciones, nuevas confesiones, algún puñetazo y promesas de amistad eterna. La única condición que puso el agasajado Massacre fue poder elegir el nombre bajo el que se conocería al nuevo equipo.

Unas semanas después del encuentro, Massacre había cumplido su promesa de anunciar que participaría junto a sus compañeros de equipo bajo el nombre de la nueva franquicia de Maxi en un torneo organizado por Esfera 8 al que también asistirían otros muchos aristos de primer nivel. El resultado no pudo ser más satisfactorio: Se alzaron con la victoria e hicieron que la nueva marca “ Pollito Pum! ” sonase entre risas y comentarios de admiración en cientos de programas de Maya y Arachne.

Maxi El Cuarto al fin estaba viendo cumplido su sueño cuando cientos de respuestas a mensajes que nunca fueron contestados empezaron a inundar su bandeja de entrada.

Enforcer

Author Enforcer

More posts by Enforcer

Leave a Reply